radio online

programas01fa copy

Escuchar ahora: Música PC

La delegada del Gobierno pide colaboración a la ciudadanía para minimizar los inconvenientes que la nieve causa en la circulación

15 Nov 2019
233 veces

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha señalado hoy, en el seno de la comisión de coordinación de la Campaña de Vialidad Invernal 2019-2020 en la Red de Carreteras del Estado, que “con el dispositivo previsto, queremos garantizar, en la medida de lo posible, el tráfico en las carreteras ante situaciones de frío y nevadas intensas, así como la seguridad de sus usuarios, potenciando los trabajos de prevención y de gestión de las incidencias ocasionadas con motivo de las nevadas, con el fin de informar al usuario con la antelación suficiente, minimizar las perturbaciones al tráfico por las nevadas y evitar la formación de placas de hielo en las carreteras”.

La comisión se ha reunido en el Centro de Conservación de Carreteras del Estado en Dueñas (Palencia). Además de la delegada, que preside este órgano, han participado los subdelegados de las provincias de Castilla y León, y los responsables de las demarcaciones de Carreteras de Castilla y León Occidental y Oriental, de la Guardia Civil y especialmente del Sector de Tráfico en la región, del Cuerpo Nacional de Policía, de la Dirección General de Tráfico (DGT), de Protección Civil, de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del V Batallón, con sede en León.

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha dado el visto bueno a las instrucciones para el desarrollo de la campaña, en las que se establecen, entre otros aspectos, las medidas preventivas, las circunstancias en las que se activarían las fases del protocolo (alerta, preemergencia y emergencia) y la consiguiente movilización de los efectivos del Estado, así como la coordinación con otras administraciones (Junta de Castilla y León, Diputaciones) y con regiones limítrofes, o la canalización de la información de interés a los ciudadanos.

Con la premisa general de garantizar la seguridad y el movimiento de personas y mercancías por carretera en situaciones meteorológicas adversas, los principales objetivos de esta comisión regional en materia de vialidad invernal se refieren a la prevención de la formación de placas de hielo sobre las calzadas cuando se esperen heladas; la información a los usuarios de las carreteras de cualquier incidencia con la antelación suficiente, y, en caso de nevadas, la retirada de nieve para minimizar las perturbaciones al tránsito de vehículos. 

Según Mercedes Martín, esta reunión sirve para “coordinarnos, a los efectos de anticipar y agilizar la toma de decisiones y, de esta forma, mantener operativos los servicios y la seguridad vial en nuestras carreteras”.

RESPUESTA ADECUADA A LA NIEVE

La delegada del Gobierno ha destacado que “ofrecer una respuesta adecuada en una comunidad autónoma como Castilla y León, en la que nieve frecuentemente, nos obliga a disponer de un operativo que incrementa año a año el número de efectivos humanos y materiales”. Se dispone de 413 máquinas quitanieves, 174 estaciones meteorológicas, silos y depósitos para 86.000 toneladas de sal, depósitos para 4,7 millones de litros de salmuera y 72 plantas para fabricar esta concentración de sal y agua, la salmuera, con la que se consigue extender mejor la sal y evitar la formación de placas de hielo.

También ha facilitado los datos de la provincia de Palencia en la que se dispone de 21 máquinas quitanieves, de 4 estaciones meteorológicas, de 5 depósitos y 12 silos con capacidad para almacenar 6.100 toneladas de sal y de 4 plantas de salmuera y 3 depósitos para almacenar 415.000 toneladas de esta disolución.

“Pero, por encima de todo”, ha dicho Mercedes Martín, “contamos con unos 3.000 profesionales, entre las Demarcaciones de Carreteras, la DGT, la Guardia Civil de Tráfico, Protección Civil, la Aemet, concesionarias de autopistas y la UME para afrontar el reto de que los ciudadanos se vean perjudicados lo menos posible cuando aparecen estos fenómenos tan habituales en uno u otro punto de nuestro extenso territorio durante el invierno”.

Otro aspecto relevante de estas campañas de vialidad invernal es mantener en todo momento bien informado al ciudadano de las previsiones meteorológicas y del estado de las carreteras. Cada vez son más los medios y maneras de informarse fehacientemente de cómo está la situación, una situación que es además cambiante en márgenes de tiempo muy cortos.

La ciudadanía dispone, entre otros medios, del teléfono 011, de la web infocar.dgt.es, de la aplicación gratuita de la DGT, de una cuenta de twitter (@informacionDGT). Pero cuenta sobre todo con los medios de comunicación.

3.000 PROFESIONALES

De los 3.000 profesionales del Estado que trabajan y trabajarán a fondo cuando las condiciones lo requieran en esta Campaña de Vialidad Invernal 2019-2020, hay 1.000 personas adscritas a las demarcaciones de Carreteras, contando a los de las empresas que tienen adjudicadas las labores de conservación de los distintos sectores en los que se divide la comunidad autónoma. 

Hay además 1.500 agentes de la Guardia Civil. Es un número indicativo puesto que puede incrementarse en función de las necesidades, como ocurre también con los 300 miembros de la Unidad Militar de Emergencias. 

A todas estas personas hay que sumar las 150 personas con las que se cuenta en los Comités Ejecutivos de Emergencias, en el Centro de Control de Tráfico de la DGT y en la Agencia Estatal de Meteorología.

Por el territorio de esta comunidad autónoma discurren más de 5.600 kilómetros de carreteras de titularidad estatal, de los que 2.400 son autovías y autopistas y 3.200 son vías convencionales. A lo largo de todo el año, se realizan trabajos de mantenimiento y conservación de las carreteras del Estado, con el objetivo de que se encuentren en las mejores condiciones posibles.

Si en todo momento es muy importante la labor que desarrolla el Centro de Gestión de Tráfico en Castilla y León, se convierte en fundamental en situaciones de condiciones meteorológicas adversas. El Centro, adscrito a la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid (en cuya sede se encuentra ubicado), depende de la Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior y sigue la evolución del estado de las carreteras en tiempo real.

Cuenta, si es preciso, con dieciséis personas por turno para cubrir las 24 horas del día en caso de episodio de nevadas, y controla las carreteras de las comunidades de Castilla y León, Cantabria y Asturias.

Para las carreteras Castilla y León, este Centro de Gestión Tráfico dispone de un circuito cerrado con cámaras de televisión, estaciones meteorológicas y casi 1.200 paneles de mensaje variable instalados, que se distribuyen en la red de carreteras.

COLABORACIÓN CIUDADANA

Mercedes Martín ha querido trasladar a los ciudadanos que “en el caso de producirse condiciones meteorológicas adversas que puedan afectar a la vialidad, el Gobierno de España cuenta con medios materiales suficientes para tratar de paliar los posibles efectos negativos para el tráfico. Tenemos que sumar también la maquinaria de las empresas concesionarias de autopistas”.  

Pese a todos los medios materiales y humanos, puede haber situaciones, por la intensidad de las nevadas o de otras condiciones meteorológicas extremas, que obliguen a recomendar a los ciudadanos que no utilicen determinadas vías y también a exigir el uso de cadenas o incluso a prohibir transitar por determinados tramos.

“Si estas circunstancias llegaran a darse”, ha dicho la representante del Gobierno de España en esta comunidad autónoma, “pido a los ciudadanos comprensión y colaboración. Por eso es tan importante permanecer atentos a las informaciones oficiales transmitidas a través de los medios antes indicados. Y es esencial seguir las indicaciones que se den por parte de Protección Civil, de la Aemet y de la DGT”. 

La campaña de vialidad invernal propiamente dicha suele encuadrarse entre el 1 de noviembre y el 30 de abril, pero eso no quiere decir que, según Mercedes Martín, “no estemos atentos y preparados si se producen episodios antes o después de estas fechas”. 

FASES DEL PROTOCOLO

De acuerdo con el Protocolo que se pone en marcha cuando la nieve puede afectar a las carreteras del Estado, se declara la fase de alerta cuando la AEMET emita boletines de aviso por nevadas con niveles amarillo (que por sus especiales características permitan prever riesgos sobre la vialidad), naranja o rojo. El solo hecho de activar esta fase significa que las unidades de Carreteras movilizan a sus medios en la zona en la que se activa. A las esparcidoras de sal y fundentes, a las máquinas quitanieves. Significa que la Guardia Civil despliega a sus efectivos de Tráfico y que se realizan las previsiones necesarias por si hubiera que reunir el Comité Ejecutivo de este órgano que presido.

Se declarará la fase de preemergencia cuando la intensidad de la nevada hace prever dificultades para la circulación o cuando la nieve caída, el hielo u otra circunstancia dificulte efectivamente la circulación.

Y se declarará la fase de emergencia cuando resulte necesario prestar atención a personas que han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir su viaje por medios propios.

Cada fase tiene una intensidad de respuesta, de actuación por parte del Gobierno de España.

Por otra parte, los niveles de riesgo que establece la DGT son los siguientes:

Nivel Verde. Comienza a nevar. Se pide prudencia.

Nivel Amarillo. Hay nieve en la calzada. Ya no pueden circular camiones.

Nivel Rojo. La calzada está completamente cubierta de nieve. Sólo pueden circular turismos con cadenas o neumáticos de invierno.

Nivel Negro. La carretera se encuentra intransitable y está cerrada al tráfico.

 
Valora este artículo
(0 votos)