Imprimir esta página

La Casona de Reinosa acoge una exposición antológica de los paisajistas Fausto y Ernesto López

21 Ago 2020
277 veces
Más de 70 lienzos de los paisajistas reinosanos Fausto y Ernesto López se pueden ver hasta el 11 de septiembre en La Casona de Reinosa en una muestra que ha conseguido reunir la obra más significativa de ambos hermanos y que ha sido cedida para la exposición por familiares y coleccionistas privados.
 
El Ayuntamiento de la ciudad, a través de su Concejalía de Cultura, ha colaborado para hacer realidad una antológica comisariada por Ángel Acero, que acercará al público a estos dos artistas herederos de dos de los grandes nombres de la pintura que han dado la ciudad y la comarca: Casimiro Sainz y Manuel Salces. Precisamente, alentado por este último, Fausto López (1874-1928) se inscribió como alumno de la célebre Academia de Bellas Artes de San Fernando, pero la añoranza de su tierra natal le hizo regresar a Reinosa, impidiéndole, como apunta el edil de Cultura José María Martínez, “alcanzar cotas más elevadas en el mundo del arte, aunque siempre obtuvo críticas muy favorables en muestras en las que participó como la de artistas montañeses promovida por el Ateneo de Santander en 1918” 
 
Fallecido en la segunda década del siglo XX, su obra y su persona han sido objeto de homenajes y exposiciones que, señala Martínez, “han ayudado, en buena medida, a conocer un poco mejor esta figura eclipsada por el éxito de sus maestros”.
 
El legado de Fausto López está constituido en su práctica totalidad por pequeños paisajes pintados al óleo y apuntes a lápiz tomados al natural en los que “sigue la huella de la pintura realista de corte paisajista y costumbrista”.
 
Sus cuadros reflejan una realidad armoniosa, exenta de figuras humanas y con una clara impronta melancólica y evocadora.
 
Respecto a Ernesto (1883-1949), el hermano menor, sus composiciones se inspiran en los rincones campurrianos, dando prioridad al dibujo frente al color. Sus mejores cualidades expresivas se aprecian en sus acuarelas y en los dibujos al carbón, donde exhibe un trazo firme y un detallismo muy del gusto del costumbrismo de la época.
 
La exposición se puede visitar de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, de lunes a viernes. Sábados y domingos, el horario será de 12.00 a 14.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas.
 
Valora este artículo
(0 votos)