Últimos Audios

El museo Rom lanza su programación de verano con una veintena de propuestas para disfrutar del románico

El museo Rom lanza su programación de verano...

01 Julio 2022
Actualidad Barruelo de Santullán. Entrevista alcalde Cristian Delgado 01-07-2022

Actualidad Barruelo de Santullán. Entrevista alcalde Cristian Delgado...

01 Julio 2022
Entrevista al artista Luis Fercán

Entrevista al artista Luis Fercán

01 Julio 2022
`El Canto de la Sirena´.01-07-2022

`El Canto de la Sirena´.01-07-2022

01 Julio 2022
`Serendipias´, con Pablo Cano. 30-06-2022. Mike, You are a rock

`Serendipias´, con Pablo Cano. 30-06-2022. Mike, You are...

01 Julio 2022
Actualidad C.D. Atlético Aguilar 30-06-2022

Actualidad C.D. Atlético Aguilar 30-06-2022

30 Junio 2022
Entrevista a Tito Linaje, de la Mesa Eólica Montaña Palentina

Entrevista a Tito Linaje, de la Mesa Eólica...

30 Junio 2022
El IES Santa María la Real retoma su actividad Erasmus durante el curso 2021/2022

El IES Santa María la Real retoma su...

30 Junio 2022
radio online

Emitiendo ahora: MENUDA MAÑANA Magazine

En Lun, 4. Julio 2022
10:00 h - 11:00 h

Un huerto ecológico en el patio del ‘cole’

26 May 2022
193 veces

La responsabilidad, la toma de decisiones, el desarrollo de habilidades motrices, el trabajo en equipo, la sostenibilidad o la idoneidad de optar por una alimentación saludable son algunos de los valores que la mayoría de las personas va adquiriendo a lo largo del tiempo. El montaje y cuidado de un huerto ecológico, instalaciones tan en boga en estos últimos años, conlleva cumplir la mayoría de estas máximas.

El colegio San Gregorio (SG) de Aguilar de Campoo, centro que conmemora un siglo de historia, promueve desde hace años la educación medioambiental y la renaturalización con el fin de que sus alumnos aprecien y respeten el espectacular e incomparable entorno que les envuelve: la Montaña Palentina y el geoparque Las Loras.

En el marco de esa enseñanza medioambiental, esta institución centenaria ha inaugurado en el presente curso 2021-2022 un huerto ecológico que está asentado al fondo del patio del colegio, ocupando una pequeña extensión que se ha limpiado de maleza y en la que se han alineado bancales donde se han sembrado distintas especies tradicionales de la zona: guisantes, calabazas, tomates, pimientos, espinacas, lechugas, cebollas, fresas, ajos,…

El profesor Pedro Barbero, quien lleva 7 años impartiendo clases de Tecnología en el colegio, compagina la labor docente con la coordinación de las etapas de Secundaria y Bachillerato y, también, con la supervisión de esta iniciativa medioambiental.

“Es un proyecto muy ilusionante para los alumnos. Además de adquirir conocimientos básicos de agricultura, también comparten opiniones sobre los cultivos, trabajan en equipo, miman las plantas, contraen responsabilidades,…”, subraya Barbero. Y añade: “Este huerto se ha convertido en un espacio de trabajo que también invita a la reflexión y donde se reúnen profesores y alumnos para charlar. Es un lugar de trabajo y de encuentro”.

Experiencia ‘superchula’

Los alumnos de Infantil y Primaria del SG se han responsabilizado de la siembra del surtido de verduras y frutas y, también, de crear un semillero de trigo autóctono, mientras que los estudiantes de Secundaria se han encargado del mantenimiento y cuidado del huerto. 

Valentín, Alba, Lucía, Claudia y Kora, que cursan tercero de la ESO, son algunos de los jóvenes del SG que atienden la huerta. “Nos parece una experiencia ‘superchula’. Son hortalizas que hemos sembrado nosotros mismos y vemos cómo van creciendo día a día. Aparte de trabajar con nuestros compañeros de clase, es un trabajo que relaja. Es algo diferente y lo diferente está bien. El esfuerzo y el cuidado es gratificante”, señala este grupo estudiantil. 

“Cuando salimos al recreo y llevamos fruta como almuerzo depositamos los restos en unos cubos que recogemos al finalizar las clases para volcarlos luego en el contenedor que tenemos al lado del huerto y así crear nuestro propio compostaje, que nos sirve para abonar las plantas”, explica Valentín.

Esta infraestructura hortelana no dispone de luz ni de agua, por lo que sus responsables han colocado en el mismo recinto un depósito para poder regar la plantación. Dicho tanque recoge el agua de lluvia a través de la canalización ejecutada en el tejado de la caseta anexa al huerto, una caseta que les sirve para almacenar los aperos necesarios para realizar las labores agrícolas así como otros enseres.

“Hemos procurado que no haya ningún impacto externo a la hora de diseñar este huerto para que sea un proyecto totalmente sostenible y ecológico. De ahí que hayamos utilizado nuestros propios recursos para su montaje y posterior desarrollo”, apunta el supervisor del mismo.

Novedades para el próximo curso

En esta zona de montaña tanto el cultivo como la cosecha son tardíos, por lo que estas etapas agrícolas coinciden prácticamente con la clausura del curso escolar. Con la idea de atender de forma permanente este huerto, sobre todo, en época de vacaciones, Pedro Barbero avanza que para la próxima temporada lectiva se pretende instalar una estación meteorológica para la recogida de datos pluviales, medir la temperatura exterior,…, así como un sistema de riego por goteo digitalizado que será planificado por el grupo de Domótica Ambiental del centro educativo. “Todo esto servirá para que el huerto forme parte de la enseñanza y se aplique a asignaturas como Tecnología, Física o Química”, apunta.

Por otro lado, también se prevé la creación de un huerto vertical de plantas aromáticas que se fijará a una de las paredes de la caseta de aperos y para cuya configuración se utilizarán palés reciclados y pintados por los alumnos del San Gregorio. 

Valora este artículo
(1 Voto)