Últimos Audios

Entrevista a Alejandro Serrano, director de la Residencia Tercera Actividad de Aguilar de Campoo

Entrevista a Alejandro Serrano, director de la Residencia...

31 Enero 2023
`El Cincel de la Palabra´, con Nacho Asperino. 31-01-2023

`El Cincel de la Palabra´, con Nacho Asperino....

31 Enero 2023
Actualidad Aguilar de Campoo. Entrevista alcaldesa María José Ortega 30-01-2023

Actualidad Aguilar de Campoo. Entrevista alcaldesa María José...

30 Enero 2023
Jorge Ibáñez se presenta a la reelección como alcalde de Cervera de Pisuerga

Jorge Ibáñez se presenta a la reelección como...

30 Enero 2023
La Voz del Cole. Nosotros y el medio ambiente, cada acción cuenta 30-01-2023

La Voz del Cole. Nosotros y el medio...

30 Enero 2023
Actualidad C.D Atlético Aguilar 27-01-2023

Actualidad C.D Atlético Aguilar 27-01-2023

27 Enero 2023
Taller de Radio 'Onda Menuda' Programa 4 28-01-2023

Taller de Radio 'Onda Menuda' Programa 4 28-01-2023

27 Enero 2023
Actualidad Barruelo de Santullán. Entrevista alcalde Cristian Delgado 27-01-2023

Actualidad Barruelo de Santullán. Entrevista alcalde Cristian Delgado...

27 Enero 2023
radio online

Emitiendo ahora: MÚSICA SELECCIÓN NOCHE

En Mié, 1. Febrero 2023
00:00 h - 07:00 h

Elaboran un compendio de recomendaciones para mejorar la gestión de los flujos turísticos en ciudades patrimoniales

13 Jul 2022
251 veces

El principal objetivo del proyecto BODAH (Big and Open Data for Atlantic Heritage), liderado por Turismo de Santiago de Compostela, y en el que participan otras seis entidades de España, Francia, Portugal, Irlanda y Reino Unido, es medir y entender mejor el comportamiento tanto de los visitantes como de los habitantes de las ciudades patrimoniales del Espacio Atlántico para facilitar su gestión y lograr un turismo sostenible.

El equipo lleva trabajando más de tres años en el desarrollo de una plataforma inteligente, capaz de recopilar e interpretar los datos y la información que recogen desde hace unos meses un buen número de sensores y dispositivos colocados en puntos estratégicos de cuatro ciudades piloto: Santiago de Compostela y San Sebastián en España; Cork en Irlanda y Pau en Francia.

El objetivo no es otro que mejorar la gestión de estas ciudades patrimoniales, mediante un mejor conocimiento del comportamiento de sus habitantes y, muy especialmente, de los visitantes. Junto a la plataforma inteligente, se están llevando a cabo otra serie de estudios y pruebas.

Así, por ejemplo, durante la última reunión de trabajo celebrada en Lisboa, se presentó un compendio de pautas y soluciones que pueden contribuir a mejorar la gestión de flujos de visitantes y personas, en determinados lugares, sin necesidad, en este caso, de aplicar las nuevas tecnologías, sino utilizando el sentido común y la organización, en combinación con el conocimiento derivado del proyecto.

De hecho, BODAH, que se desarrolla dentro del programa europeo Interreg Atlantic Area, combina ambas opciones: nuevas tecnologías y mejora de gestión mediante la implementación de nuevos protocolos, pautas y recomendaciones. La crisis derivada del coronavirus, ha obligado a muchas ciudades a incidir en aspectos como la seguridad o el control de aforos.

Cuestiones tan sencillas como poder prever, desde el conocimiento y la experiencia, cuáles suelen ser los espacios o lugares más visitados y diseñar a partir de ahí rutas alternativas que faciliten el tránsito en estos lugares, son algunos de los aspectos que recoge el proyecto y que se han plasmado en el compendio de soluciones de gestión.

Pautas genéricas, basadas en la experiencia de las cuatro ciudades piloto, pero, fácilmente extrapolables a otros destinos de similares características. Una sencilla, pero necesaria recopilación, que se completa con los datos e informes que puntualmente van recogiendo los sensores colocados en cada una de las cuatro ciudades piloto y que, permiten, un conocimiento más exhaustivo de aspectos como los flujos de personas en determinados lugares, tráfico o calidad del aire.

Sistema de indicadores

Para la recopilación de datos se elaboró un  sistema de indicadores que establece qué aspectos es necesario medir y evaluar para alcanzar una adecuada gestión del turismo. Así, responde a cinco cuestiones fundamentales: qué lugares son los más visitados, cuántas personas reciben, cómo afecta ese tránsito al sitio en cuestión, qué percepción tienen el turista y el habitante del destino y, qué efectos socio-económicos se generan en las ciudades monitorizadas.

La respuesta viene determinada por 30 indicadores, que se implementan en función de las necesidades de cada destino, con una triple funcionalidad: conocer la situación real de los lugares o espacios monitorizados; anticipar y prevenir posibles saturaciones y establecer estrategias de acción orientadas a fomentar las buenas prácticas en el ámbito del turismo.

De este modo, el sistema desarrollado dentro del proyecto BODAH permite, por ejemplo, saber cuántas personas visitan en un determinado momento el centro histórico de la ciudad de  Santiago, cuánto tiempo permanecen allí, cómo afecta su visita al entorno, qué imagen se lleva el turista de la ciudad o cómo percibe su estancia la población local.

Cabe recordar que en el proyecto BODAH, junto a Turismo de Santiago, participan Fomento de San Sebastián, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, Universidade Nova de Lisboa, Munster Technological University, Glasgow Caledonian University  y Bangor University. Sus investigaciones se enmarcan en el programa Interreg Atlantic Area, con un presupuesto total de 1.573.373 euros, de los cuales un 75% son aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Valora este artículo
(1 Voto)