radio online
Sin eventos
Elementos filtrados por fecha: Martes, 10 Noviembre 2020
Martes, 10 Noviembre 2020 13:17

Nuevo cierre de la hostelería aguilarense

Hoy hablamos con uno de los sectores más afectado por la crisis provocada por la COVID-19 en nuestro municipio. Los hosteleros de Aguilar de Campoo, como los del resto de la Comunidad de Castilla y León, tuvieron que cerrar sus persianas el viernes tras las nuevas medidas adoptadas por la Junta para frenar el avance de los contagios.

Analizamos en la siguiente entrevista cómo está afectando a los hosteleros aguilarenses, a través de la siguiente entrevista con una de sus representantes, Begoña Calvo.

https://www.ivoox.com/nuevo-cierre-hosteleria-aguilarense-audios-mp3_rf_60154623_1.html

Publicado en Audios

El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León ha conseguido sacar adelante la propuesta de que la Junta actúe en el yacimiento de Monte Cildá, junto a otras instituciones, a través de labores de mantenimiento y difusión, tales como la limpieza del enclave y la mejora de su señalización. La Proposición no de Ley, defendida por el procurador, Jesús Guerrero, salió adelante por unanimidad tras introducirse en la Comisión de Cultura celebrada esta mañana una enmienda de C´s en la que se pedía el apoyo de otras entidades para poner en valor este yacimiento datado en el siglo III antes de Cristo.

El Castro de Monte Cildá, ubicado en Aguilar de Campoo, es un importante yacimiento que comprende restos desde la 2ª Edad del Hierro hasta el período altomedieval, destacando los restos romanos y visigodos. 

Situado en la zona noreste de la provincia, en un altiplano que domina la comarca que encabeza Aguilar de Campoo, el Imperio romano comenzó su asalto definitivo a los territorios dominados por cántabros y Astures, las denominadas Guerras Cántabras, que culminaron con la toma del poblado cántabro, en las que intervino el propio emperador Augusto.

Las primeras excavaciones arqueológicas, ha recordado Jesús Guerrero, se realizaron en 1891 y en ellas se descubrió parte de la muralla y se localizó una treintena de estelas funerarias de época romana. Posteriormente, parte del yacimiento fue excavado entre 1963 y 1969 por Miguel Ángel García Guinea, recogiéndose material de sumo interés y dejando simplemente insinuadas ciertas partes de la muralla. 

Monte Cilda fue declarado BIC el 9 de diciembre de 1993 y por lo tanto tiene el mayor nivel de protección que contempla la Ley de Patrimonio de Castilla y León. Está incluido en la lista de Patrimonio Cultural de la comunidad, en su sección de zona arqueológica, así como en numerosas guías culturales y turísticas editadas tanto por entidades públicas como privadas. 

Los restos aflorados en las excavaciones de los años sesenta se encuentran en estado de abandono, expuesto al expolio, al olvido y al inevitable deterioro, lo que le ha hecho más que merecedor de estar incluido dentro de la Lista Roja de patrimonio elaborada por “Hispania Nostra”.

A todo ello se añade la dificultad del acceso. Solamente se puede acceder a través de sendos caminos desde las localidades aguilarenses de Olleros de Pisuerga o Valoria de Aguilar que en ambos casos suponen un recorrido de casi tres kilómetros de distancia, con muy poca señalización, a pesar de alguna actuación reciente al respecto pero que es totalmente insuficiente.

 
Publicado en Últimas noticias
Un total de 120 personas se dan cita, de forma virtual, en las II Jornadas sobre Arte Románico que la Fundación Santa María la Real organiza en colaboración con el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Su objetivo es analizar, “desde un punto de vista diferente”, algunas de las obras maestras del románico hispano. 
 
Las jornadas comenzaron hoy con algunos de los aspectos más singulares de la Catedral de Jaca y San Salvador de Leire, para dejar paso en los días sucesivos al claustro de la Catedral de Tarragona, San Isidoro de León, San Martín de Frómista y el Castillo de Loarre.
 
El director de las jornadas, el historiador Pedro Luis Huerta, ha explicado que este encuentro busca poner en valor la “singularidad del románico español” dentro del panorama general del estilo, lo que lo convierte en “uno de los más ricos de Europa”, no sólo por la cantidad de testimonios conservados sino también por la calidad de muchos de ellos.
 
“En ese variado y extenso catálogo de obras -continúa Huerta- sobresalen algunos edificios con particularidades propias y específicas”. Obras emblemáticas que “a pesar de haber sido objeto de numerosísimos estudios”, todavía plantean incógnitas que se intentarán desvelar en este encuentro, utilizando para ello metodologías y enfoques actualizados.
 
Dos de estos edificios, son la catedral de Jaca y el monasterio navarro de San Salvador de Leire, que han sido las protagonistas de la primera jornada, a través de las ponencias del catedrático de arte antiguo y medieval, Isidro G. Bango Torviso, y de la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, María Teresa López de Guereño, respectivamente.
 
Los inicios del románico pleno. La catedral de Jaca.
 
Bango Torviso aborda los inicios del románico pleno en los reinos peninsulares y centra su exposición en la catedral de Jaca, de la que asegura que se ha dado una cronología “absolutamente inverosímil”. El porqué de este error lo achaca a dos razones: un deficiente estudio de las fuentes documentales y “el desconocimiento de cómo funciona la administración de una fábrica catedralicia en el siglo XI”.
 
En su argumentación, el catedrático ha analizado algunos de los aspectos que definen al edificio y que caracterizan a los maestros que lo hicieron posible. Aspectos relacionados con su ubicación, su cubierta, la circulación de los canónicos en su práctica litúrgica o el paso, “excepcional y fugaz”, de un taller de escultura que dejó piezas sin terminar y algunas imperfecciones en la catedral jaquesa. 
 
Como conclusión, Bango Torviso atribuye “sin ninguna duda”, que la catedral fue una fundación de Ramiro I, primer rey de Aragón, asegurando que “en 1072 las formas escultóricas y arquitectónicas de la catedral están perfectamente testadas en la iglesia de Santa María de Iguácel”.
 
San Salvador de Leire, “del monasterio hispano a la gran fábrica benedictina”
 
Por su parte, la profesora López de Guereño, realizó un breve repaso por la historia de San Salvador de Leire, “del monasterio hispano a la gran fábrica benedictina”. En su relato no faltaron episodios como el viaje que realizó -y documentó por carta- Elulogio de Córdoba, a mediados del siglo IX, y que ya dejaban entrever que Leire era uno de los monasterios más importantes de su época. 
 
De ahí, el interés por ampliar su iglesia “con el espíritu románico”, una empresa que derivó en un complejo proceso constructivo y en el que la profesora de la UAM hizo hincapié en los momentos de construcción de la cripta, la cabecera o las dos portadas abiertas en los muros sur y occidental; “ambas relacionadas con la escultura de la catedral de Pamplona”.
 
El repaso por la historia de Leire también destacó la llegada del Císter y la obra gótica del edificio, cuando se construyó la bóveda apuntada y se reforzaron los muros con contrafuertes y el arbotante que aún hoy perdura. Ya en el XIX, la desamortización de Mendizábal condenó al edificio a la ruina y no fue hasta mediados del siglo pasado, cuando la Diputación Foral de Navarra lo restauró y se instaló en él su actual comunidad benedictina, procedente de Silos.
 
De San Isidoro de León al Castillo de Loarre
 
En la sesión de mañana, Therese Martin, investigadora del CSIC, se ocupará del templo y el tesoro de San Isidoro de León; mientras que el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, José Luis Senra Gabriel y Galán, analizará el contexto de “guerra y paz” en el que se construyó el templo palentino de San Martín de Frómista.
 
La última sesión, la del jueves 12 de noviembre, contará con las intervenciones de Gerardo Boto Varela y Marta Poza Yagüe, profesores de las Universidades de Girona y la Complutense de Madrid. El primero se centrará en el “proceso constructivo e hitos visuales” del claustro de la catedral de Tarragona; mientras que la segunda hará un repaso de las “fases, promotores y talleres del conjunto religioso-militar de Loarre”.
 
Publicado en Últimas noticias

La propuesta socialista sale adelante con la intención de seguir acometiendo, en colaboración con otras instituciones, labores de mantenimiento y difusión en el yacimiento aguilarense

El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León ha conseguido sacar adelante la propuesta de que la Junta actúe en el yacimiento de Monte Cildá, junto a otras instituciones, a través de labores de mantenimiento y difusión, tales como la limpieza del enclave y la mejora de su señalización. La Proposición no de Ley, defendida por el procurador, Jesús Guerrero, salió adelante por unanimidad tras introducirse en la Comisión de Cultura celebrada esta mañana una enmienda de C´s en la que se pedía el apoyo de otras entidades para poner en valor este yacimiento datada en el siglo III antes de Cristo.

El Castro de Monte Cildá, ubicado en Aguilar de Campoo, es un importante yacimiento que comprende restos desde la 2ª Edad del Hierro hasta el período altomedieval, destacando los restos romanos y visigodos. 

Situado en la zona noreste de la provincia, en un altiplano que domina la comarca que encabeza Aguilar de Campoo, el Imperio romano comenzó su asalto definitivo a los territorios dominados por Cántabros y Astures, las denominadas Guerras Cántabras., que culminaron con la toma del poblado cántabro, en las que intervino el propio emperador Augusto.

Las primeras excavaciones arqueológicas, ha recordado Jesús Guerrero, se realizaron en 1891 y en ellas se descubrió parte de la muralla y se localizó una treintena de estelas funerarias de época romana. Posteriormente, parte del yacimiento fue excavado entre 1963 y 1969 por Miguel Ángel García Guinea, recogiéndose material de sumo interés y dejando simplemente insinuadas ciertas partes de la muralla. 

Monte Cilda fue declarado BIC el 9 de Diciembre de 1993 y por lo tanto tiene el mayor nivel de protección que contempla la Ley de Patrimonio de Castilla y León. Está incluido en la lista de Patrimonio Cultural de la comunidad, en su sección de zona arqueológica, así como en numerosas guías culturales y turísticas editadas tanto por entidades públicas como privadas. 

Los restos aflorados en las excavaciones de los años sesenta se encuentran en estado de abandono, expuesto al expolio, al olvido y al inevitable deterioro, lo que le ha hecho más que merecedor de estar incluido dentro de la Lista Roja de patrimonio elaborada por “Hispania Nostra”.

A todo ello se añade la dificultad del acceso. Solamente se puede acceder a través de sendos caminos desde las localidades aguilarenses de Olleros de Pisuerga o Valoria de Aguilar que en ambos casos suponen un recorrido de casi tres kilómetros de distancia, con muy poca señalización, a pesar de alguna actuación reciente al respecto pero que es totalmente insuficiente.

 
Publicado en Últimas noticias